Receta de pizza casera: fácil, rica y bien conservada.

Receta de pizza casera: fácil, rica y bien conservada.

 (2)    0

  Artículos

La pizza es uno de los más platos más conocidos de toda la gastronomía mundial. Aunque su origen es de Italia, ha llegado a extenderse tanto que ya la concebimos como un plato internacional.

Además, suele ser un plato que gusta a todos, aunque puede haber excepciones, son la minoría. Las podemos encontrar de todas las formas y con un sinfín de ingredientes, que las hacen únicas dependiendo de quién las cocine, y que puede ensimismar a muchos paladares. También es cierto que cuando hablamos de pizzas, es necesario diferenciar entre las pizzas de calidad y caseras, y las pizzas precocinadas y de baja calidad. Por esto, desde Marloplast queremos darte una receta de pizza casera para que te animes a hacerla en casa, y además te presentamos un envase perfecto para poder transportarla y conservarla.

La receta

A la hora de ponernos manos a la obra con la receta de pizza, es importante tener una planificación de ingredientes y del proceso que hay que realizar para llegar a tener nuestra pizza. Por ello, recomendamos que es mejor no hacer una pizza de imprevisto, porque se necesitan una serie de ingredientes indispensables para que salga perfecta, y que la mayoría no solemos tener en casa.

Una de las primeras decisiones que debemos tomar a la hora de ponernos con la pizza, es elegir qué tipo de masa queremos. Tendremos dos opciones, la masa que hay que hacer el día anterior, ya que necesita un reposo de algunas horas, y la masa que hacemos en el instante anterior a añadirle los ingredientes. Tú eres el que decide, aunque la que se hace con anterioridad suele quedar más rica.

Para hacerla necesitaremos:

  •     Harina de fuerza.
  •     Sal.
  •     Agua.
  •     Levadura de panadería.
  •     Azúcar.
  •     Aceite de oliva.

 

La preparación es bastante sencilla, ya que lo que hay que hacer básicamente es mezclar todos los ingredientes bien en un bol, remover y dejar reposar unas horas, dependiendo siempre del tipo de masa.

La calidad de los ingredientes siempre se verá reflejado en el resultado final de la pizza, por lo que una buena harina o un buen aceite de oliva harán que tu masa quede mucho más sabrosa y crujiente.

Para comenzar a trabajar la masa, es importante que la hagamos en una superficie lisa y limpia, con un poco de harina para que no se nos pegue. Hay que amasarla muy bien para que quede totalmente homogénea y el resultado sea el esperado. Es necesario después formar bolas de masa para que puedan reposar mejor, y así tenerlas preparadas para aplastarlas y comenzar a añadirle ingredientes. Para ello, es muy recomendable utilizar un rodillo, porque así nos quedará lo suficientemente fina para hornearla.

En cuanto a los ingredientes de la cobertura de la pizza, la base más clásica es que lleve tomate, queso y orégano. A partir de ahí, puedes añadirle los ingredientes que más te gusten, y así crear tu pizza a medida. Es importante no sobrecargarla de ingredientes, ya que puede que se nos desmorone al comerla.

En cuanto al cocinado, que siempre suele ser al horno, es importante que primero precalentemos durante media hora, para después introducir nuestra pizza, y dejar que se hornee durante al menos unos diez minutos, dependiendo de la temperatura.

Si sigues todos estos pasos, podrás preparar esta rica receta de manera sencilla y sabrosa. En Marloplast contamos con envases en forma de cajas de pizza ideales para transportarlas, y para que tengan la mejor conservación posible.

Entra en nuestra tienda online www.marloplast.es y podrás encontrar una gran variedad de envases con la finalidad de que se adapten de la mejor forma a ti.

 (2)    0

Su comentario ha sido enviado con éxito. Gracias por comentario!
Deja un comentario
Captcha

¡Lo más vendido!

Los productos más vendidos

Novedades

Todas las novedades